El marido de la víctima dejó olvidada en la calle una bolsa que contenía en su interior las joyas, momento en el que la detenida se apoderó de forma indebida de las alhajas y comenzó a comerciar con ellas de forma escalonada en distintas casas de compraventa de la Región de Murcia.

LEER MAS: Cadena SER