Los hechos ocurrieron el pasado viernes. Según narra el afectado, una joven de unos 20 años de edad se le acercó a plena luz del día cuando este regresaba de comprar el pan. Más tarde aparecieron otras dos personas cómplices para inyectarle una supuesta jeringuilla en el codo que, según denuncia, supuestamente contenía burundanga, la droga que reduce la voluntad.

LEER MAS: Cadena SER