La joyería Montblanc del paseo de Gràcia de Barcelona tenía este jueves diversos vigilantes de seguridad en la puerta. Custodiaban uno de los amplios escaparates, hechos añicos de madrugada. Un grupo de personas, al volante de un BMW robado, empotraron el coche contra la vidriera y arrasaron con todo lo que pudieron en el interior. Los Mossos buscan ahora al grupo de aluniceros, entre los que sospechan que pueden estar implicados en otros robos.

LEER MAS: El Pais