Los presuntos autores, una familia residente en Riba-roja formada por cuatro españoles y un ciudadano de nacionalidad maliense, supuestamente accedían a las diferentes viviendas sin importar si en ellas había moradores. En el caso de que los hubiera, se descalzaban para no hacer ruido y poder sustraer objetos de valor como joyas, tarjetas de crédito o dinero en metálico, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

LEER MAS: 20 Minutos