Desde finales del pasado año, el Grupo Primero de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV-1) sabía de la presencia de dos mujeres que habían cometido varios hurtos y robos con fuerza en establecimientos comerciales de la ciudad.

LEER MAS: 20 Minutos