En los últimos balance de criminalidad oficiales el verano siempre es una época crítica para que los ladrones cometan robos con violencia en viviendas y trasteros, aunque como matiza Manuel Sánchez Gómez-Merelo, presidente de UCES “los ciudadanos son cada vez más conscientes de que la principal garantía de seguridad es la puerta de su casa y cada vez más se invierte en ella para estar tranquilos”, asegura el presidente de los cerrajeros españoles.“Es precisamente esta mayor conciencia ciudadana la que puso freno el año pasado a los ladrones. Esta en nuestra mano consolidar ese cambio de tendencia y hacer del verano la época del año que registra un menor número de robos en domicilios”, según Sánchez.

LEER MAS: Cadena SER