La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con la Policía Local de Moratalla, ha desarrollado la operación SALBAYE una investigación que ha culminado con la detención de una persona y la investigación de otras tres, presuntamente relacionadas con una docena de robos con fuerza en comercios y viviendas del municipio de Moratalla.

La Benemérita ha recuperado dos cajas registradoras y una de caudales, según informaron fuentes del Instituto Armado en un comunicado. La investigación se inició el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil detectó un incremento en el número de robos en viviendas, garajes y comercios ubicados en el núcleo urbano del municipio de Moratalla. El principal objetivo era la sustracción de dinero en efectivo, aunque también todo tipo de objetos fáciles de transportar.

LEER MAS: 20 Minutos