A finales del mes de octubre se cometieron varios robos con fuerza en establecimientos, uno de ellos se produjo en una farmacia céntrica de la ciudad, donde de madrugada una persona golpeó y fracturó el escaparate del local, a la vez que otra le daba cobertura haciendo funciones de vigilancia. Este robo no se llevó a cabo gracias a que los vecinos de la zona les recriminaron dicha acción y los ladrones se marcharon del lugar.

Otro robo se cometió en un establecimiento comercial dedicado a la venta de piscinas ubicado en la Partida de Alzabares de Elche. Para robar empotraron un vehículo sobre la entrada del local para acceder al interior y sustraer 1500 euros de las cajas registradoras.

LEER MAS: Cadena SER