Según ha informado el Departamento de Seguridad, alrededor de las cuatro de la madrugada se ha requerido la presencia policial en un restaurante ubicado en la zona de la Avenida Gasteiz. Se comunicó que, instantes antes, unos desconocidos habían forzado su puerta; de modo que pudieron acceder al interior del establecimiento. Una patrulla de seguridad ciudadana que realizaba labores de vigilancia por el centro de la ciudad se acercó al lugar. Los ertzainas verificaron que la cristalera de la puerta estaba fracturada y presentaba restos de sangre.

LEER MAS: El Correo