El aviso llegó a primera hora del alba del viernes 5 de abril. Poco antes de las 6.30 horas. Hasta cuatro coches estacionados en la calle Costa Brava de Reus aparecieron con un cristal roto y el interior del vehículo patas arriba. Uno de los cuatro afectados ya ha presentado denuncia a la Guàrdia Urbana de Reus.

LEER MAS: Diario de Tarragona