La oleada de robos que están sufriendo algunos municipios de la provincia de Valencia en las últimas semanas se ha extendido a la localidad de Catadau, donde los vecinos y la Guardia Civil tienen constancia de que una banda ha asaltado siete chalés, al menos, en las urbanizaciones Lloma Molina y Lloma Pagà.

LEER MAS: Las Provincias