El 10 de noviembre, una banda organizada protagonizó uno de los más espectaculares alunizajes que se recuerdan. Metieron un coche robado en el tráiler de un camión y, desplegando la trampilla, la utilizaron como «cañón» para lanzar el vehículo contra el cierre del muelle de carga del establecimiento que tiene la cadena de electrodomésticosMediamarkt en el polígono El Carralero, de Majadahonda. Se acercaba el «Black Friday» y el almacén estaba lleno de «smartphones» de última generación listos para ser vendidos… y robados.

LEER MAS: ABC