Con la extensión del estado de alerta, son muchos los regentes de supermercados que temen que puedan vivirse momentos de tensión por robos o atracos. Precisamente, esto es algo que ya ha ocurrido en Granada y que ha puesto en aviso al resto de estos establecimientos de alimentación.

LEER MAS: Granada Hoy