En las últimas semanas, los guardias de seguridad de centros comerciales capturaron a dos ladrones: ambos habían robado, o tratado de robar, un ordenador. No se trata de una excepción: muchos de los hurtos que sufren estas grandes superficies tienen como objeto los artículos electrónicos, teléfonos móviles, tablets y ordenadores son los objetos de codicia de estos robos, que en estas fechas llegan a incrementarse en un 50%, según reconocen los propios guardias de seguridad.

LEER MAS: Ideal Gallego