Las viviendas y negocios españoles vivieron una primera mitad del año más segura que en 2018. Así lo corroboran los datos del Barómetro de la Criminalidad de entre enero y junio en lo referente a robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones. La estadística del Ministerio del Interior, que se ciñe a poblaciones de más de 30.000 habitantes, refleja una reducción del 7,2% en toda España, situándose en 70.112 casos por los 75.575 del mismo periodo del año anterior.

LEER MAS: Cuadernos de Seguridad