La Policía Nacional investiga el robo con fuerza en tres iglesias de Benalmádenaen apenas dos semanas. El primero ocurrió el 26 de enero y el último el pasado jueves. Todas se encuentran en la misma zona y separadas por poco más de cinco kilómetros. El modus operandi ha sido similar en los tres casos, con puertas forzadas y la sustracción de la caja fuerte donde se guarda el dinero en efectivo donado por los fieles. En solo una de ellas el botín supera los 2.000 euros. Los agentes están analizando estos días las pruebas para saber si los casos están relacionados entre sí.

LEER MAS: El Pais