Entre el 1 de junio y el 18 de agosto hay setenta y nueve días. En ese tramo estival de once semanas, los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana han detenido a un argelino de 18 años catorce veces. Ocho detenciones fueron por delitos de hurto, y seis por robo con violencia e intimidación.

LEER MAS: La Vanguardia