El último asalto se produjo hace tres días en una perfumería. Cuatro encapuchados reventaron la persiana y se llevaron todo lo que cupo en sus sacos en solos dos minutos. Incluso les sobró tiempo para pasarse por otro negocio. Un restaurante donde arramplaron con la caja registradora.

LEER MAS: ABC