La pandemia del coronavirus ha cambiado muchas cosas. Entre otras, los patrones de delincuencia. Así lo demuestra el informe «Los robos en hogares asegurados. Datos 2019-2020», elaborado por Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora puesta en marcha por UNESPA. Este estudio analiza los robos perpetrados en viviendas aseguradas entre el 1 agosto de 2019 y el 31 julio de 2020. Su conclusión es clara: los ladrones se han ido a la playa por las medidas desplegadas por las autoridades a raíz de la crisis sanitaria.

LEER MAS: Cuadernos de seguridad