Cansado de que un grupo de ladrones robara cada uno de los pedidos de Amazonque los repartidores dejaban en la puerta de su casa, el que fuera ingeniero de la NASA Mark Rober decidió instalar varias cámaras de seguridad en la entrada de su hogar para dar con la identidad de los cacos. De esta manera, Rober descubrió a dos personas que se encontraban tras cada uno de estos robos.

LEER MAS: Cadena SER