Llegara tu vehículo y que te hayan robado el volante puede ser algo sorprendente, pero no es una novedad, sino la última moda entre ladrones. Isabel bajó por la mañana a su coche. A la misma hora de todos los días, en su plaza de garaje habitual le esperaba su BMW X1. De espaldas, todo normal; de lado, algo raro; en el interior una desagradable sorpresa. Esa mañana iba a llegar tarde a trabajar: ¡le habían robado el volante del coche.

LEER MAS: Computer Hoy