Las redes sociales y las vacaciones, un tándem que puede ser perfecto en la mente de muchos, pero que puede traer algún disgusto. Fotos de paisajes idílicos, de playas con agua cristalina o de salidas con amigos inundan Instagramen verano, aunque más allá de dar envidia a nuestros conocidos, podemos provocar que, al volver a casa, nos encontremos con que los ladrones han aprovechado nuestras pistas para robarnos, y así lo advierte la Guardia Civil.

LEER MAS: ABC