La Navidad es tiempo de compartir, de dar y recibir presentes. Sin embargo, los descuidos y la mala suerte pueden llevar a que recibamos regalos envenenados por parte de los amigos de lo ajeno. Es lo que está ocurriendo en Bizkaia, donde la Ertzaintza está detectando este mes de diciembre un aumento en los robos por escalo.

LEER MAS: El Correo