Dos años después del mediático atraco a mano armada que Kim Kardashian sufrió en París, su compañía de seguros ha demandado ahora al guardaespaldas que se encargaba de la seguridad de la estrella de la telerrealidad por 6,1 millones de euros, la cantidad que el seguro pagó a Kardashian por las joyas robadas a punta de pistola en un hotel de la capital francesa.

LEER MAS: El Pais