La Policía Judicial de la Guardia Civil prosigue la investigación del robo en la casa del jugador del Celta Emre Mor, en la zona de Broullón, en Moaña, que se perpetró el sábado cuando el delantero se encontraba en Balaídos, convocado para el importante partido contra el Villareal. Pendiente de la confirmación del jugador en su denuncia, en donde haga constar los objetos desaparecidos, el botín de los ladrones podría rondar los 70.000 euros, correspondientes, sobre todo, a relojes y joyas. Nada ha trescendido que se hubieran llevado dinero en metálico.

LEER MAS: Faro de Vigo