Los agentes de la Guardia Civil de Almería, tras finalizar la reciente investigación en el marco de la Operación Rowortel, han procedido a investigar a un grupo de personas dedicados a la comisión de hurtos llevados a cabo en establecimientos de electrónica ubicados en grandes superficies comerciales así como en establecimientos de conocidas cadenas de supermercados ubicados por localidades del litoral de las provincias de Almería, Granada, Málaga, Cádiz, como en otra localidad de interior de la provincia de Córdoba.

LEER MAS: Granada Hoy