Agentes de la Policía Nacional han detenido en Abarán, Murcia, a un atracador de bancos que presuntamente se había hecho con un botín durante sus asaltos de más de 170.000 euros. Uno de los robos tuvo lugar durante el Estado de Alarma, aprovechando las particulares circunstancias de la pandemia para ocultar su rostro con una mascarilla. Los agentes han intervenido dos armas cortas, una real y otra simulada, 11 escopetas, la ropa utilizada durante sus atracos y parte del botín que había conseguido.

LEER MAS: La Tribuna de Albacete