Desde 2007 los asaltos a viviendas se han incrementado un 73%, aunque el dato más significativo es que se han duplicado la violencia y la intimidación en los robos. Desde el año 2012, los robos con violencia en el domicilio crecieron en todas las comunidades autónomas, más aún en los últimos meses de 2014, sobre todo coincidiendo con periodos estivales, como Navidad.

LEER MAS: Alarmas Hoy