Gran golpe a una banda de butroneros que causaba estragos en Asturias, Galicía y León. Tras una ardua investigación, la Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado itinerante especializado en la comisión de robos con fuerza por el procedimiento del butrón, principalmente en estaciones de servicio de carburantes, entidades bancarias y empresas de alimentación. Operaban en las tres comunidades autónomas, pero la banda ha sido desarticulada en la llamada «operación Rockatansky».

LEER MAS: LNE