A través del teléfono y las redes sociales los taxistas de Madrid se pasan el vídeo. En él se ve a las mujeres en plena acción. La grabación la realiza otro taxista que se imaginaba lo que iba a ocurrir.

LEER MAS: El Pais