Con un porcentaje de pérdida desconocida superior al 1’30%, España ocupa el sexto lugar a nivel mundial en el ránking de países donde más robos a comercios se producen. Estar en tal puesto le cuesta a España más de 4.000 millones de euros, entre pérdidas directas por hurtos y los gastos de prevención.

LEER MAS: La Sexta Noticias