Seguramente serán más de once las viviendas de jugadores asaltadas en los últimos doce meses, pero no todos los casos salen a la luz. La mayoría de los que se han conocido tienen en común la ausencia del futbolista en el momento del robo, bien porque se encontraba disputando un partido o concentrado.

LEER MAS: Cadena SER