En el pasado pleno ordinario de la corporación, el Partido Popular, debido a los robos cometidos en Albuixech en las últimas semanas, presentó, de urgencia, una iniciativa para la colocación de cámaras de videovigilancia en las entradas y salidas de la localidad. «Esta medida, consultada con la Policía Local, pretendía servir de medida disuasoria y, tal vez, servir también para identificar a los asaltantes. Pero dicha iniciativa no ha sido considerada de urgencia para el equipo de gobierno (por tanto la moción no se votó), siendo aplazada para el próximo pleno en enero», señala el edil Toni Devís.

LEER MAS: Levante