Cada cosecha se repiten los asaltos a las fincas aunque sus dueños las patrullen. Un olivarero de Jaén y su socio han patentado un localizador de radiofrecuencia con forma de oliva. «Permitirá llegar al destino final para parar la cadena de robos»

LEER MAS: Hoy