La noche del sábado entraron a robar en la tienda Dulce Locura de la calle Francisco Pizarro y al día siguiente ocurrió lo mismo a solo 100 metros en el restaurante La Pezería, en Felipe Checa. No es un fin de semana extraordinario en el Casco Antiguo. En los últimos meses se han producido robos en numerosos comercios de la zona centro. Sus propietarios y los vecinos también han notado un repunte en el tráfico de drogas del barrio y quieren poner freno a la situación. Exigen que reabra los fines de semana la comisaría de la calle Montesinos.

LEER MAS: Hoy