La delincuencia es un problema derivado de una sociedad que no encuentra un punto orgánico equilibrado entre la educación, la calidad de vida y las leyes. En España venimos sufriendo este deterioro constante debido a políticas más interesadas en crear inestabilidad, miedo y manipulación que progreso social, con lo que nos encontramos en un país en el que aumentan las diferencias de clases, y las bajas, de nuevo las más perjudicadas, se convierten en nidos de delincuentes que ponen en jaque la seguridad de todos nosotros.

LEER MAS: Madrid Diario