La Policía Local ha registrado dos denuncias por hurtos mediante el método del abrazo en 24 horas. El primer caso ocurrió el domingo al mediodía en el paseo Carmelo Bernaola. Una mujer se bajó de un vehículo para abordar a una señora de 88 años que caminaba por la calle. La ladrona le preguntó por una iglesia y tras recibir las indicaciones le abrazó como muestra de agradecimiento. En ese momento le robó una pulsera de oro.

LEER MAS: Gasteiz Hoy