La investigación arrancó en abril tras el aumento de denuncias de robos de vehículos en varias localidades madrileñas y de Burgos. Así se identificó a los autores del robo de un todoterreno, uno de ellos vecino de Leganés e investigado anteriormente por hechos similares. Según avanzaba la investigación la Policía Nacional descubría una organización perfectamente dividida en cinco escalones, cada uno de ellos dedicado al robo, despiece, traslado, venta y compra por internet de las piezas de los coches robados.

LEER MAS: Cadena SER