Permitieron la sustracción de la recaudación de las tragaperras y luego lo denunciaron en la Policía Nacional.

LEER MAS: El Comercio