El importe del material sustraído y los daños de las casas, que estaban pendientes de entrega, pueden superar los 500.000 euros.

LEER MAS: Hoy