Dos jubilados de 67 y 68 años han ingresado en prisión después de haber sido detenidos por los Mossos d’Esquadra acusados de cometer una treintena de robos en oficinas de Barcelona, a las que accedían cuando el edificio se hallaba vacío tras forzar las puertas.

LEER MAS: Cadena SER