Según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en nota de prensa, las actuaciones se iniciaron en el mes de mayo del presente año tras una serie de robos perpetrados en el transcurso de ese mes en varias casas de campo utilizadas los fines de semana como segundas viviendas por sus propietarios.

LEER MAS: La Creca