Las detenciones son resultado de una investigación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil, denominada ‘Taranis – Golforojo’. Las investigaciones se iniciaron a finales del mes de julio, cuando los agentes de ambos cuerpos policiales, observaron una serie de patrones que se repetían en este tipo de locales, como que el autor accedía violentando uno de los ventanales con una barra de hierro.

LEER MAS: Cadena SER