Una llamada al 091 advirtió de que se estaba produciendo el robo y se aportó una descripción física del autor. Los agentes se encontraron la persiana de entrada forzada y la puerta de cristal fracturada. Sin embargo no encontraron a nadie en el interior.

LEER MAS: Hoy