Los Mossos d’Esquadra han detenido en Igualada (Barcelona) a un hombre de 41 años acusado de manipular cajeros automáticos de bancos para que se «tragaran» el dinero solicitado por los clientes, que más tarde recuperaba retirando las placas metálicas que colocaba en las ranuras.

LEER MAS: COPE