Forzaban las puertas de acceso de iglesias con palancas y, una vez en su interior, se llevaban el dinero de los cepillos y lampadarios así como las joyas que llevaran puestas las imágenes. Así actuaba una banda especializada en desvalijar iglesias y ayuntamientos que ha sido desarticulada por la Guardia Civil de Ciudad Real con la detención de 14 personas a quienes se atribuyen más de 60 robos cometidos en localidades las provincias de Toledo, Ciudad Real, Cáceres, Badajoz y Salamanca.

LEER MAS: Hoy