A los arrestados se le atribuye el robo de más de un centenar de teléfonos móviles de última generación, valorados en más de 100.000 euros, según ha informado el instituto armado en un comunicado. La operación comenzó hace un par de semanas, cuando la Guardia Civil de Calp tuvo conocimiento de varios robos en tiendas de telefonía móvil de esta localidad y la vecina Benissa.

LEER MAS: 20 Minutos