La Policía Nacional ha detenido en Madrid a tres personas que asaltaban establecimientos comerciales disfrazadas de agentes de policía y que también habían cometidos varios robos en domicilios mediante el método del «bumping», que consiste en hacer saltar la cerradura de la puerta golpeando una llave.

LEER MAS: El Pais