La Policía Nacional ha detenido en Móstoles y Valladolid a cinco integrantes de una banda de georgianos dedicada al robo de viviendas a través de llaves falsas y juegos de ganzúas, un sistema conocido como «bumping», a la que se atribuyen más de 40 robos en la localidad madrileña. Los ladrones dejaban unas marcas en la puerta con plásticos transparente muy finas para comprobar si los moradores se encontraban en el interior.

LEER MAS. ABC