Una investigación policial que se ha alargado durante cinco meses ha propiciado la desarticulación de una activa banda criminal que estaba especializada en cometer robos en la autopista. Los miembros del grupo rajaban las ruedas de los vehículos de sus víctimas y, luego, simulaban que les prestaban ayuda , pero, en realidad, aprovechaban para robar todos los objetos de valor que podían de dentro del coche.

LEER MAS: El Pais